Surge este foro para que comentemos aquí toda la actualidad relativamente efímera que genera el AIKIDO a nivel regional, nacional, e internacional.
Autor trom
#26747
Vinagre escribió:Esté o no sacado de O'sensei el mensaje de Saotome Sensei en este parrafo es claro.


Saotome es aquél de lo de la hakama y demás, ¿no?





El de la hakama?? :roll: :roll:
Autor raw_b
#26748 Hola muchachada



No sé si se trata de amar a tu hipotetico agresor, pero si no le odias, si no consigue desestabilizar tu coco si no te crispas y consigues mantenerte con el coco frio, sin pasión(odio, rabia ,deseos de venganza),entonces estarás en ese estado de "espiritu inamovible" , y te sera mas facil defenderte controlando la situación y con el menor daño a tu adversario.Por el contrario si deseas machacarlo y joderlo todo lo posible te estarás convirtiendo en lo que el es y aunque le "revientes" el habrá ganado.En cuanto al mensaje ,pues yo creo que hay mas de uno , pero pienso que al abuelo le hubiese gustado que el aikido no se usase para hacer el mayor daño posible a alguien.Si no ¿que lo diferencia del Krav-maga, de cualquier Koryu de jujutsu,del famoso "valecalle" de John cobra,en fín que si, que podemos aprender tecnicas mmuuuuy dañinas pero elegir no aplicarlas con tanto daño, en mi opinion nos hace mejor gente y mas maduros.El que es un cabrón y quiere hacer daño con un cuchillo por ejemplo, es posible que no me deis credito, pero el mayor problema lo tiene el.Si alguna vez llega el momento de enfrentarse a alguien así

defendeos y no lo permitais(si podeis claro), pero tampoco os permitais a vosotros mismos el ser como el.





Hastaluegoooorl
Autor Atreides
#26759
Riddick escribió: ¿porque de algo tenía que vivir* ya que salvo trabajar el campo no tenia otro oficio ni beneficio?, yo que sé.





Como me imagino que sabes, muchos de los que había por allí no pagaban. No solo no pagaban sino que se les daba de comer. Y todo eso salía de las espaldas de un hijo amante de su padre que estaba en cosas muy diferentes a pensar como se daba de comer a esa tropa.
Autor Riddick
#26761
Atreides escribió:Como me imagino que sabes, muchos de los que había por allí no pagaban. No solo no pagaban sino que se les daba de comer. Y todo eso salía de las espaldas de un hijo amante de su padre que estaba en cosas muy diferentes a pensar como se daba de comer a esa tropa.




Y como sabes que se, no se como intentas confundir lo que pasaba en Tokio durante la posguerra (lugar por donde O Sensei aparecía de pascuas en ramos) donde con, repito: lee atentamente mi anterior post, lo que pasaba en el Kobukan cuando Morihei enseñaba y cobraba por enseñar..



Kisshomaru no se hizo cargo del Hombu hasta el 42, con veintiun años y sin haber acabado la carrera (acabó en el 46) y hay que tener en cuenta la prohibición de la práctica de aamm realizada por las fuerzas de ocupación desde el final de la guerra hasta finales de la decada de los 40. O sea, que muchos no pagaban, pero tampoco entrenaban, que el Hombu se usó como refugio para los que habían perdido sus casas en los bombardeos y, posteriormente, como salon de baile.
Autor GI
#26765 Para mi el verdadero Aikido es poder escoger cómo ver la vida y dirigirla. La vida es un campo de batalla donde debemos intentar mantenernos libres y poder vivir lo mas apacible que podamos. Por el camino del Aikido, podemos entrenarnos tanto física como mentalmente, físicamente ya sabemos como se entrena uno, depende de cada estilo. Mentalmente depende de cada persona a mi me sirve para actuar con cuidado, mantener la calma ante cualquier situación inesperada, para concentrarme, el Aikido me ayuda a resolver problemas sin miedo y sin odio.



Totalmente de acuerdo con Raw_b.



Creo que cuando se practica Aikido con miedo, nervios, descuido, las técnicas no salen, sólo cuando estas tranquilo y seguro sale el verdadero aikido.



Wa :wink:
Autor Mathewcontreras
#33142 En mi opinion, no son las tecnicas lo que contradice, sino la dialectica nada consecuente que le agregan. Ademas de reaccionar de una manera reacia hacia la diversidad de pensamiento.

Quiza Osensei tenia un punto valido, pero a mi saber no creo que lo pueda entender nunca, soy occidental e intentar pretender ser un samurai de tradicion es inutil, tomo lo que me sirve. Y lo que no, lo desecho. :shock:
Autor Toni Barnils
#33144 Buenas,

volviendo al punto original de este tema, creo que una cosa es el aikido inicial o la raíz tal i como la creó o vió Morihei Ueshiva, el fundador, y otra es la variación o el enriquecimiento a base de años del aikido pasando por los grandes senseis y la evolución lógica de los tiempos y de los razonamientos de los diferentes senseis.

La evolución también se ve en técnicas, pensamientos etc... Por otro lado, , pienso que las diferentes escuelas de aikido o formas de practicar aikido, se reflejan mucho en las diferentes etapas que vivió el fundador, en su vejez, por ejemplo, fué el maestro Tsuda quien estubo con él, y está claro que son diferentes pensamientos, enseñanzas y evoluciones que en sus principios...Hay grandes maestros en Estados Unidos, Inglaterra, Francia, alemania Etc... que diferencian el atemi o la contundencia o simplemente la manera de entrar a uke con más o menos atemi...No hay diferentes aikidos, ni mejores ni peores, simplemente unos buscamos unas cosas y otros otras....nosotros tenemos que observar y adaptar lo más posible para mejorar en lo "global" de nuestras técnicas...

Al menos eso pienso yo!

Un saludo.
Autor X-Tremo
#33150 Me gusta y me anima ver que la gente se preocupa por encontrar un sentido a lo que hace. Posts como éste son de lo más interesante...

;-)
Autor unknet
#33164 De todas formas, que mas da todo esto. Por más que intentemos buscar uno u otro sentido, esto no va a acercar ni remotamente nuestra práctica a ese supuesto "verdadero aikido de O'sensei".



Yo creo que lo único que transmitió fue lo mismo que transmitieron infinidad de samurais (en este caso) que pudieron llegar a viejos: Que acabar con las vidas de otros, aun no habiéndolo podido evitar, es una desgracia y que debemos tender a eliminar las situaciones, costumbres o épocas que lo propicien.