Surge este foro para que comentemos aquí toda la actualidad relativamente efímera que genera el AIKIDO a nivel regional, nacional, e internacional.
Avatar de Usuario
Autor luiyi
#37533 Reunión de aikidokas federativos de España ·

Aqui teneis lo que dio de si la reunión; iremos agregando más información.
RESUMEN de la
REUNIÓN AIKIDOKAS FEDERATIVOS
Residencia Fuerte del Príncipe
PAMPLONA, 4 de mayo de 2013
Asistentes:, Aitor Cendoya, Luís Ernesto García (responsable deportes asociados, País
Vasco), Xabier Juanes, José Luís Martínez, Raúl Melantuche, Miguel Ángel Monreal
(delegado, Navarra), Jon Oyanguren. Arturo Navarro (delegado, Aragón), Salvador
Pérez, Gemma Torres, Juantxo Ruiz (delegado, País Vasco), José María Sevilleja
Excusan su asistencia: Óscar González (delegado, Cataluña), Juan Carlos Santurde
(delegado, Cantabria)
Comunidades Autónomas con representación: Aragón, Cantabria, (Cataluña),
Navarra, País Vasco
Hora de inicio: 9:15
Hora final: 12:00
1º punto: Explicación de los motivos de la convocatoria y objetivos generales
· M.Á. Monreal da la bienvenida a los asistentes.
· J. Ruiz informa de la circular nº 74 de la RFJDA relativa al plan formativo oficial de
aikido y comenta los motivos de la convocatoria. Propone diseñar una hoja de ruta
en la que el primer paso sería una reunión con los delegados nacionales de aikido y
con el responsable nacional de deportes asociados. Informa de la respuesta del
Defensor del Pueblo Vasco a la demanda de amparo ante la decisión del CSD de no
considerar al aikido como especialidad deportiva y propone presentar demandas
similares a los Defensores del Pueblo de otras autonomías y nacional para enviarlas
posteriormente al CSD.
· J.L. Martínez propone que el aikido tenga normativas y gestión propia y
diferenciada de Judo.
· A. Navarro propone que las demandas ante el CSD sean asesoradas por un abogado
que contemple tanto la modificación de la ley actual como las posibilidades de
adecuación que podría permitir la misma.
2º punto: Exposición del momento actual del aikido federativo español
· S. Pérez comenta la situación atomizada y descoordinada de los profesores, clubes y
delegados de aikido tanto a nivel autonómico como nacional. Propone una
estructura piramidal que parta de la base con comisiones técnicas territoriales y una
asociación de profesores colegiados con conexión directa con la comisión técnica
nacional y con la escuela federativa. Propone mayor actividad y coordinación de las
2/3
territoriales y pone como ejemplos los dos entrenamientos interautonómicos
celebrados en Zaragoza en 2010 y 2011
· J. Ruiz señala que los delegados son nombrados por directiva de la Federación y no
son elegidos por los aikidokas lo que afecta a la representatividad de los mismos.
Por otra parte, resalta la dificultad para acceder en la página web oficial de la
RFEJDA a la información del calendario de las actividades de aikido.
· L.E. García propone tener un censo actualizado de profesores en activo que esté
actualizado y sea fácilmente accesible.
· J Ruiz propone canalizar la información de esta reunión a los delegados nacionales y
al responsable nacional de disciplinas asociadas para solicitarles una reunión oficial.
Se comentan distintos aspectos sobre la forma y fondo de dicha reunión y se acuerda
que J. Ruiz, en nombre de los delegados autonómicos representados en la reunión
(Aragón, Cantabria, Cataluña, Navarra y País Vasco), solicite una reunión oficial
con los delegados nacionales de aikido y con el responsable nacional de deportes
asociados en la que estarían convocados todos/as los delegados/as autonómicos. El
motivo de la reunión sería la problemática actual del aikido federativo y entre los
puntos del orden del día estarían los temas relativos a la circular 74, las cuentas y
estatutos de la Federación, etc.
3º punto: propuesta de creación de una asociación de colegiados
· R. Melantuche indica que la Federación utiliza los recursos generado en aikido para
beneficio de Judo y no del aikido. Señala que la falta de poder estructural es también
un problema para la organización del aikido federativo. Propone crear una
asociación de profesores colegiados federados que no interfiera con los cargos
federativos actuales.
· R. Melantuche presenta un borrador de propuesta de la asociación mencionada. Se
comentan distintas casuísticas relativas a nombre, fines, Junta directiva, ámbito
territorial, vocales, miembros, etc. De manera provisional se propone y acepta el
nombre de “Asociación de Profesores Colegiados de Aikido” y que la Junta
directiva esté formada por: Presidenta (Gemma Torres, Cantabria), Vicepresidente
(Raúl Melantuche, Aragón) y Secretario (Jon Oyanguren, País Vasco). La propuesta
de asociación se divulgará entre los interesados para su conocimiento.
· G. Torres lee una carta de J.C. Santurde en la que da, entre otras cosas, su apoyo a la
reunión.
· J. Ruiz informa de un correo de O. González en el que se adhiere a lo que se
apruebe en la reunión y en el que da la idea de que los delegados acudan junto con
sus presidentes aprovechando la reunión anual en la federación.
· Se acuerda que J. Ruiz envíe la demanda y respuesta recibida por el Defensor del
Pueblo Vasco a los delegados/as de otras autonomías para que hagan solicitudes
similares en su ámbito territorial.
3/3
4º punto: Ruegos y preguntas
· J.M. Sevilleja comenta la posibilidad de proponer a Julián Hontangas (autor del
libro “El deporte no competitivo en España, el caso del Aikido”) que nos asesore en
cuestiones legales, con respecto a la problemática generada por el CSD en cuanto a
las titulaciones oficiales.
· En relación con lo anterior se desestima considerar soluciones que propongan la
inclusión en aikido de competiciones oficiales
Avatar de Usuario
Autor Agui_jon
#37542 Muchas gracias por la información Luiyi, espero que nos sigas informando.

Un saludo.
Autor aguador
#37579 Y si el CSD expulsa al Aikido (federativo) del Valhala...y si la Federación de Judo ya no acoge bajo su santo manto al Aikido (federativo)...¿qué pasa? Nada.

Y la organización piramidal esa...vamos, ni en sueños, si algo aprendí en los 6 años que estuve federado es que hay tanta gente que quiere ser rey allí dentro que eso es imposible, políticamente podría ser pero en tema escuela es imposible porque hay demasiada diferencia de criterios y conocimientos. Para que eso funcione el Aikido federativo debería desaparecer por completo y refundarse de nuevo partiendo de cero (y alejado del Judo), y esa pirámide entonces podría crecer basándose en la aceptación de esa escuela por parte de todos los que nacieran de ella y siempre que los componentes de ésta tuvieran un criterio fijo y claro respecto a la línea que se persigue y huyeran de amiguismos varios, pero a estas alturas habría que imponerlo, y a ver quién es el multidan con sus alumnos y eso que acepta que otro le diga que lo que él hace es una mamarrachada y que tiene que volver a empezar para ver si se entera de qué va esto...porque como aquí todo es Aikido, solo que "otra variante", pues con eso cuela lo que sea aunque lo que se haga sea una estupenda técnica de Judo (o de lucha libre). Y con esos mimbres nunca habrá una escuela, habrá 17 y enfrentadas.

Que conste que la idea piramidal es buena, yo la defendí hace 6 años y ya vi que aquello no tenía futuro, a ver si esta vez cuela, que haya suerte.
Autor Gohato
#37759 Aunque con un poco de retraso, aqui os dejo un resumen de la reunión de delegados de Aikido de la RFEJYDA, con los delegados autonómicos. Posiblemente muchos la habréis leido en la página que esta activa en facebook.
En relación con esta reunión, ya os adelanto que se nos ha convocado a los delegados de Aikido de las territoriales a la reunión (que se habían comprometido, como leereis mas abajo) en septiembre en Madrid.

"RESUMEN DE LA REUNIÓN DEL DEPARTAMENTO DE AIKIDO,
MADRID 15 DE JUNIO 2013

Presentes:
Paco Valcarcel (vice-presidente 1º RFEJYDA), Vicente Carratala (Director EFN), Alejandro Martinez (director DD.AA.), Juan Ramon Carmena e Iñaki Sanchez (miembros de la comisión nacional de Aikido).
Pedro Fournier (delegado F. de Castilla-La Mancha), Salvador Perez (en representación del delegado de Aragón), Miguel Angel Monreal (delegado F. Navarra), Felipe Amador Perez (delegado F. Madrileña) y Juantxo Ruiz (delegado F.Vasca).

Comenzó la reunión dando la bienvenida el sr. Valcarcel, y haciendo referencia a que el siguiente fin de semana se celebrará una reunión de la Junta Directiva de la RFEJYDA, momento en el que se podrán presentar las ideas que surjan de esta reunión.

A propósito de la asistencia, disculpan su no asistencia el delegado de la F. Gallega Fernando Miguez (presente en un congreso extraordinario de Judo en Galicia), Juan Carlos Santurde (delegado de la F. Cantabra, por motivos laborales), el delegado de la F. Andaluza (el sr. Fournier hace un comentario a propósito de que ha tenido un accidente de coche en ruta a la reunión) y uno de los delegados nacionales, Luis Ernesto Garcia Ozaeta (por motivos de salud).
Juantxo Ruiz hace un comentario en el sentido de que, si bien se agradece extraordinariamente la convocatoria de la reunión, esta se ha hecho con demasiada premura, ya que en una semana no se da tiempo prácticamente a que la gente pueda organizarse para asistir.
Siguiendo el orden del día (que también hay que decir que ya no se volvería a retomar), el sr. Carratala toma la palabra. Lo primero que expreso fue su malestar en relación a la convocatoria de la reunión informal que tubo lugar hace unas semanas en Pamplona; considera que siendo el la persona que más información tiene sobre el tema de las titulaciones y el CSD, y que además ocupa el puesto que ocupa en la federación, deberíamos haber contado con el, por lo menos para informarle. Como no podía ser de otra manera, además de las disculpas se dejo claro por parte de los convocantes de esa reunión que no había en ningún momento intención alguna de ningunear a la federación ni a ninguno de sus representantes.

(Una cosa que, en relación a esto, no se dijo en la reunión, es que el tema del CSD era no la única razón para convocar esa reunión en Pamplona, sino que, simplemente, fue la gota que colmo el vaso.)

Por todo esto, el sr. Carratala pone el énfasis en que la manera correcta y mas apropiada de funcionamiento dentro de la federación es el trabajar en equipo, siguiendo los cauces adecuados. Y el cauce adecuado es hacer participe de todas nuestras inquietudes y de todos los asuntos que queramos tratar, a nuestros respectivos presidentes. Y serán ellos, los presidentes de las federaciones territoriales, los que los presentaran a la Junta Directiva de la RFEJYDA.

Como conclusión importante de todo esto, y que se repetirá en varias ocasiones durante la reunión, quedamos todos de acuerdo que hay una importante falta de comunicación entre todos, delegados nacionales y autonómicos, y con los cargos de decisión de la federación.

En relación con el tema concreto del CSD, nos hace participes de que la federación esta totalmente al lado del Aikido, y que esta postura se concreto en una reunión con altos representantes del CSD, a los que se les presento un escrito en el que se defiende la categoría de deporte para el Aikido, y su derecho a tener su propio plan formativo. Y nos defiende como deporte no competitivo, y hace referencia explícita otros deportes que parece ser que cuentan con plan formativo y que no tienen competición. Ante mi pregunta sobre ese escrito, me contesta que esta a nuestra disposición en la federación y que puedo ponerme en contacto con la asesora jurídica para recibir una copia.

Se hace referencia a que los delegados de Aikido son puestos de confianza del presidente, o de la junta directiva correspondiente. La reflexión que se hace desde los delegados autonómicos es que eso no es algo democrático, y que por ese motivo puede pasar que desgraciadamente los delegados no sean representativos del sentir del colectivo de aikidokas.

Toma la palabra el sr. Martinez; primero hace referencia también a la reunión de Pamplona, diciendo que nos quedara claro que la presente reunión no era una reacción a aquella, sino que, en la línea de lo dicho al comienzo por el sr. Valcarcel, esta reunión obedece más al deseo de presentar en la reunión de la Junta Directiva el sentir del Aikido federativo. Nos da algunos datos muy clarificadores, siguiendo ese hilo argumental, a propósito de la falta de comunicación. Por ejemplo, el que mediante un escrito haya solicitado a los presidentes autonómicos el nombre de los delegados de Aikido, y que solo uno haya respondido (Emilio Balcanera, presidente de la F. Valenciana). Nos transmite su opinión de que el colectivo del Aikido federativo, por varios factores, como por ejemplo su desunión, tiene una importante falta de credibilidad. Su intención es solicitar a cada federación autonómica un informe sobre la situación del aikido en cada una de ellas para tener datos exactos. Por último insiste en que desde su puesto se va a esforzar en defender nuestros derechos dentro del cauce federativo, y vuelve a insistir en que cualquier petición y cualquier gestión debe ser realizada a través del presidente de la territorial.

A continuación tomamos la palabra los delegados presentes. De lo más destacable esta, por ejemplo, la petición de Salvador Perez de que los delegados nacionales sean elegidos por los delegados autonómico. O el comentario de Miguel Angel Monreal sobre el hecho, tremendamente revelador, de que a una reunión de la importancia de esta, que no se había convocado prácticamente nunca, acudan tan pocos delegados.

Para finalizar la reunión, toma primero la palabra el sr. Martinez. Nos pide que, ya que prácticamente acaba de comenzar su gestión como delegado de las disciplinas asociadas, le demos unos meses de confianza para poder organizarse. Y en esa misma línea, el sr. Carratala se compromete a convocar una reunión delegados antes de final de año (primero se hablo de septiembre, y después se acordó que podría ser en noviembre). Vuelve a hacer énfasis en la necesidad de que tengamos más comunicación entre todos. Y por último se compromete a la dinamización de cursos."
Autor Gohato
#37760 Y si tampoco lo habéis leido, aqui os pego el artículo de Julian Hontangas, jurista, aikidoka, autor del libro "El deprote no competitivo en España, el caso del Aikido".
"PROBLEMÁTICA Y ACTUALIDAD LEGAL DE AIKIDO EN ESPAÑA.
(por Julián Hontangas Carrascosa)
Tras la ponencia realizada el pasado día 28 de junio de 2013 y con este mismo título, en el Congreso anual de la Asociación Spain Aikikai, he considerado interesante para el colectivo aikidoka expresar en forma de artículo de opinión lo que tuve ocasión de exponer en aquella ponencia y con el propósito de proporcionar la máxima difusión a su contenido.
Los últimos 20 años de la historia del derecho deportivo Español se han caracterizado por la determinación en conseguir un sistema de deporte competitivo oficial y público. Estableciendo un modelo de asociacionismo generador de una fractura social y asociativa, pues de un lado nuestro sistema ha concebido una dimensión deportiva federada, sometida al derecho deportivo y sus leyes. Y al mismo tiempo, ha permitido un sistema de asociacionismo civil de objeto deportivo (sometido a la ley orgánica de asociaciones); marcado por un carácter no oficial y que con el correr de los años se ha manifestado con intereses claramente enfrentados al primero. De este modo se ha creado una primera dificultad para el aikido y otros deportes del sistema: La existencia de asociaciones deportivas sometidas al derecho deportivo y de asociaciones civiles de objeto deportivo, cuya protección y apoyo público es muy diferente.
Bajo el paraguas de las asociaciones culturales, federaciones civiles, fundaciones y ong’s, el asociacionismo civil de objeto deportivo ofrece a la sociedad y al mercado su propia actividad deportiva, pero también sus propias titulaciones y a sus propios profesionales. Generando un nuevo conflicto social y asociativo que es alimentado más tarde por las jerarquías de ambos sistemas, cuyos intereses, en la mayoría de los casos, son contrapuestos e irreconciliables.
Por lo que se refiere al aikido, esta situación ha dividido a su vez a los deportistas: unos se encuentran bajo el sistema federativo y otros están integrados en asociaciones civiles, como ocurre con todos los aikidocas integrados en asociaciones Aikikai y el resto de las que se constituyeron ajenas al mundo federado (AEAT, Iwama Riu, Tomiki, etc). Dicha situación, provocada por nuestro sistema legal, ha generado como segunda consecuencia la ruptura en la oficialidad de la práctica. Efectivamente, en España la oficialidad de algunas prácticas como el aikido supone su encuadramiento en una federación como la de Judo, que no está reconocida por la federación Internacional (IAF). Por el contrario, cuatro asociaciones civiles españolas no vinculadas a la federación española o a las autonómicas de judo, han obtenido el reconocimiento internacional que otorga el Hombu Dojo de Tokio y la Federación Internacional de Aikido. Tal situación jurídicamente inverosímil, se mantiene desde hace décadas puesto que en España, a diferencia del resto de países de nuestro entorno Europeo como Portugal, Francia o Alemania, no existe una Federación Española de Aikido.
La tercera consecuencia que el sistema legal actual ha generado al aikido es la ruptura en el trato y consideración recibida por los poderes públicos (CSD) respecto al resto de deportes incluidos de su misma federación, la Federación Española de Judo. Y esa diferenciación en el trato se ha manifestado desde un punto de vista legal, con una injustificada exclusión de los planes formativos.
Como las dos primeras consecuencias ya han sido tratadas y publicadas en un trabajo anterior (Hontangas, J. 2012. El deporte no competitivo en España. El caso del aikido. Ed. Bosch), centraré el presente artículo en esta tercera consecuencia que resulta de la máxima actualidad y repercusión para todo el colectivo aikidoca y que determinará el futuro del aikido en España y de la organizaciones constituidas por su causa.
Hace ahora más de un año, en el BOE del viernes 25 de mayo de 2012 se publicó una Resolución del Consejo Superior de Deportes (CSD) por la que se publicaban los planes formativos para las especialidades de jui-jitsu, kendo, nihon-taijutsu y wu-shu, a las que se califica como “pertenecientes a la modalidad deportiva de judo” (ver anexo I). Resulta obvia la conclusión de que el aikido ha sido marginado de estos planes que si que han correspondido al resto de deportes gestionados desde la RFEJyDA. Y resulta igualmente obvio que con esta redacción se ha omitido al aikido inexplicablemente. Aunque resulta más inaudita, la ausencia de explicaciones de la RFEJyDA al respecto o la obligada información que han debido proporcionar los delegados nacionales y autonómicos a todos los instructores y aikidocas puesto que sus legítimos intereses estaban involucrados.
La conclusión a extraer no deja lugar a la interpretación: El CSD solo ha aprobado itinerarios formativos para aquellos deportes reconocidos o bien como modalidad deportiva o bien especialidad deportiva. De este modo, mediante Real Decreto 705/2011, de 20 de mayo, se reguló el título de Técnico Deportivo Superior en judo y defensa personal y se fijaron las enseñanzas mínimas y los requisitos de acceso. Y Por otro lado, mediante la citada Resolución de 2012 del CSD se ha procedido a regular los planes del resto de deportes, excepto del aikido. La pregunta es ¿por qué esa exclusión?...
Prácticamente 1 año después de la publicación de esta norma, concretamente el 14/03/2013, la Federación Española de Judo publicó la circular informativa nº 74 por la que comunicaba (ver anexo II) que se había publicado en el BOE el decreto de planes formativos para todos los deportes de la federación de judo; indicando que se había excluido al aikido.
El texto informaba, de que el CSD mediante escrito de su Secretaría General Técnica, resolvía que “una vez consultada al respecto la Subdirección de Competición nos comunican que el aikido no puede ser considerado especialidad deportiva a los efectos del art.2 de la Orden EDU 3186/2010”.
Señalaba la federación que la no inclusión se había producido pese a que la RFEJyDA había presentado en tiempo y plazo la solicitud de inclusión al CSD.
Esta nota informativa de la federación, alude literalmente a que “se ha intentado solventar y conseguir una explicación conforme a derecho de esa no inclusión…”. Aunque esta es una frase extremadamente ambigua y que no informa respecto de lo que legalmente debió hacerse tras la publicación del decreto del CSD en el en el BOE. Como todo decreto, era recurrible en alzada en el plazo de un mes. Recurso que hubiera mantenido todas las esperanzas y opciones en alto, pues en caso de su desestimación cabía una puerta al recurso contencioso administrativo ante los Tribunales.
Plantear el recurso contra el decreto hubiera significado luchar de un modo eficiente y correcto contra una medida injusta, y hubiera evitado que la exclusión del aikido se consumara en vía administrativa y de un modo definitivo. Pero de esta acción u omisión, la RFEJyDA no ha dado explicaciones. Dando por hecho, desde el primer momento, de lo irreversible de la situación.
Evidentemente, antes de que se publicase esta Resolución en el BOE, la RFEJyDA ya era conocedora de su elaboración y contenido, pues le fue dado trámite de audiencia previo a su aprobación. De este modo, le fue comunicado el proyecto de Resolución que el Servicio de Ordenación de Enseñanzas formativas del CSD había preparado y en el que se concedió a la Federación interesada un plazo (hasta el 19/04/2013) para efectuar alegaciones.
No obstante las alegaciones presentadas por la federación, efectivamente realizadas en tiempo y forma, utilizan como único argumento de oposición al decreto el hecho de considerar que el decreto estaría incompleto si en los planes formativos para todos los deportes de la RFEJyDA no se incluía al aikido (ver Anexo III). Pero la alegación previa no aportaba ningún argumento jurídico, ni tampoco técnico.
Una vez efectuada esta alegación, la contestación del CSD fue lacónica y determinante refiriendo que efectuadas las consultas pertinentes a la Subdirección General de Alta competición, esta había comunicado que el Aikido no podía ser considerado como una especialidad deportiva, siendo la consecuencia de esto que quedaba confirmada su exclusión de los planes formativos y que en esos términos se publicaría definitivamente el Decreto (Ver anexo IV).
A la vista de este trámite administrativo, cabe señalar lo siguiente: Ni en la alegación formulada por la federación, ni en la contestación del CSD se han hecho valer, en ningún momento, argumentos jurídicos; pero tampoco se ha manifestado ningún argumento de orden técnico. Pese a ello el trámite de audiencia, formalmente, se considera que está cumplido y administrativamente, se puede incluso considerar que la tramitación está correcta, es decir, que el expediente formalmente (y solo formalmente) está completo y todo se ha hecho bien.
Imagino que, al igual que yo mismo, cualquier jurista que acceda a este procedimiento y revise los documentos mostrados, encontrará las gravísimas irregularidades en que han incurrido ambas partes: El CSD como Administración tramitadora, porque no ha realizado su trabajo con sujeción a los principios jurídicos del sistema. Y por parte, la Federación Española de Judo, porque no ha defendido los derechos del aikido como hubiera correspondido, ni hizo valer nuestros intereses de un modo eficiente ante la Administración.
En el aludido trámite de audiencia, previo a la publicación del decreto, la federación utilizó como único argumento que si los planes formativos no incluían al aikido “el decreto estaría incompleto”, sin aportar como ya se ha dicho ningún otro motivo de fondo para defender esta exclusión. Y lo cierto es que pudieron haber utilizado una batería muy amplia de argumentos de orden técnico-legal: como por ejemplo la indefensión, pues la federación nunca fue informada de los criterios de exclusión utilizados por la Subdirección de Alta competición y por tanto nunca pudo tener ocasión de recurrirlos, lo que de por sí ya hubiera invalidado el trámite del Consejo.
Pero también pudo haber invocado el principio de igualdad, pues al excluirse injustificadamente a uno de los deportes de la federación, se otorgaba así un trato diferenciado y peyorativo a un deporte respecto de los otros, sin motivo ni fundamento alguno. Y en consecuencia con el principio de igualdad se podía haber aludido a otra trasgresión que se produce necesaria y consecuentemente, la del principio de no discriminación pues no pueden pretenderse efectos jurídicos diferentes para quienes son iguales ante la ley, dejando claro que la presunción de igualdad entre los deportes asociados dentro de la federación de judo, no puede destruirse en un trámite administrativo de alegaciones.
Y todo ello por no hablar del principio de legalidad o incluso del principio en cuya virtud la Administración no puede ir contra sus propios actos, o aquel otro en el que se habla de la desviación de poder, para supuestos como el aquí planteado. Y, por supuesto, también la federación pudo haber utilizado argumentos de orden técnico – que no citaré por la mayor cualificación en esta materia de quienes son técnicos de aikido- pero que sin duda son obvios, pues la singularidad técnica del aikido y sus peculiaridades didácticas hubieran adornado la alegación con un sinfín de razones poderosas y que hubieran colocado a la Federación de Judo en una posición jurídica inmejorable, para defender los intereses del aikido y recurrir después ante los tribunales de lo contencioso- administrativo el decreto que se publicó en el BOE.
Pero nada de todo esto trascendió al colectivo del aikido. De nada de todo esto se informó y la confusión y la desinformación campó a sus anchas desde el mes de abril… de 2012. Durante un largo año, todo fueron rumores. Se decía que el CSD había hecho desaparecer de su WEB oficial al aikido, y que no se consideraba deporte por carecer de competición. Incluso corrió el rumor de la invalidez de las titulaciones federativas de aikido…
Como consecuencia de esta situación confusa y donde el rumor había sustituido a la información veraz, en el pasado mes de abril de 2013, desde la Federación de Euskadi se promovió un encuentro informal entre aikidokas de todas España, en Pamplona, con la intención de aclarar todas estas cuestiones.
Gracias a esta iniciativa que no fue bien recibida por la Federación Española, la propia federación tuvo que reaccionar convocando a su vez una sesión oficial para informar de esta cuestión en Madrid, lo que tuvo lugar el pasado 15 de junio de 2013.
De esta tardía convocatoria federativa, pues recordemos que se convoca al año de haberse publicado el decreto de exclusión, no resultó ninguna información útil que explicara la situación actual, aunque si se prometió una futura sesión para el mes de noviembre. El Director de D.A solicitó un periodo de margen para ponerse al día, debido a su reciente nombramiento en el mes de febrero, por lo que tampoco este ofreció ninguna propuesta.
Ha trascurrido más de un año de consumarse la exclusión del aikido, parecen haberse perdido todas las opciones legales de plantear un recurso contra aquel decreto. A fecha de hoy, no se conoce ninguna propuesta federativa, ni sugerencia, ni proyecto; y no se ha efectuado ninguna acción legal o institucional concreta para defender la inclusión del aikido en el sistema. Queda claro que desde un principio, la federación aceptó la situación, tirando la toalla.
A la vista de todo lo cual, y si me permitís el comentario, estamos asistiendo a la crónica de una muerte anunciada. Situación, en la que los responsables federativos (nacionales y autonómicos) han dejado demasiadas pistas de su negligencia, o - tal vez- de su incompetencia. Y sin que ninguno de los actuales responsables haya aportado una coartada sólida que justifique su omisión: La omisión de aquellos que no actuaron, la que quienes no estuvieron, o la de aquellos otros que, estando obligados a ello por su cargo, no se enteraron o no quisieron enterarse. Todo lo que nos conduce a la evidencia de que ha existido una mala praxis y a la inevitable sospecha de que pudieran concurrir otras agravantes de la responsabilidad.
La importancia de incluir al aikido en el régimen legal de titulaciones deportivas oficiales tiene una justificación práctica muy clara, pues solo pueden considerarse titulaciones
oficiales, las expedidas por la Administración Pública, a través del Ministerio de Educación o las Consejerías Autonómicas competentes.
La diferencia entre la titulación oficial de la no oficial o federativa, estriba en el hecho de que la normativa por la que se rigen las titulaciones federativas o de cualquier otra asociación civil (Aikikai u otras), es una normativa privada. Mientras que la normativa legal que rige las titulaciones oficiales, debe publicarse en el BOE – en materia de deporte – supone la expresión de las enseñanzas de régimen especial reguladas por la LO de Educación 2/2006 y desarrolladas por el Decreto 1363/2007 y demás normativa de desarrollo.
Solo mediante la titulación educativa oficial, los poderes públicos pueden garantizar a los usuarios que la docencia deportiva (o cualquier otro tipo de ejercicio profesional) se desarrollará bajo los parámetros de seguridad y calidad que el estado ha fijado como necesarios.
En consecuencia con lo expuesto, sería correcto afirmar que estamos en presencia de un conflicto jurídico múltiple y que afecta al sistema en su estructura básica, en su fundamento esencial.
Y dado que la aplicación práctica de las técnicas del aikido se dirige, precisamente, a la resolución pacífica de los conflictos, parece adecuado intentar solucionar también este conflicto jurídico acudiendo a dichas técnicas.
Una de las máximas de aikido explica que hay que ceder cuando empujan y empujar cuando el compañero cede.
Aplicando dichas técnicas, el aikido debería defenderse cuando la fuerza o intensidad de la agresión del sistema o la amenaza es inevitable, y debería entrar, o actuar, cuando la fuerza o amenaza percibida es aún débil.
Por tanto, los responsables del aikido deberían defenderlo cediendo o empujando (desde un punto de vista figurado) como a continuación se propone:
1) El aikido cede (tenkan): La inevitable y cada vez más pujante realidad de una legislación que niega que el aikido sea una especialidad deportiva, (y con ello se le niegue el derecho a tener planes formativos) lejos de suponer un inconveniente puede ser considerado como una ventaja. Desde un punto de vista deportivo el aikido no es una especialidad de ninguna otra práctica. Y desde un punto de vista jurídico, su naturaleza como especialidad del judo, lo es únicamente a los efectos electorales que la Ley prevé. Si el acceso a los planes formativos solo es posible en nuestro sistema para las especialidades y para las modalidades, entonces la solución es clara:
2) El aikido entra (irimi), en decir, actuar ante las instituciones competentes para instar que el Aikido sea reconocido como modalidad deportiva aunque solo sea a los efectos de contar con un plan formativo que le permita no ser discriminado del resto de prácticas de la federación en la que está encuadrado y evitando estar condenado a la marginación en el sistema.
Por último, me referiré a lo que considero personalmente que deberían constituir las líneas de actuación para una futura hoja de ruta para la integración del aikido.
En mi opinión, deben quedar perfectamente claros cuáles son los objetivos, así como los medios con los que se cuenta para conseguirlos, propiciando un amplio consenso al
respecto. Personalmente considero que el objetivo no puede ser otro que el de garantizar la mejor y más adecuada promoción, difusión y preservación del aikido. Y resulta evidente que tales objetivos suponen y exigen la existencia de la unidad en la oficialidad, eliminando las duplicidades asociativas (asociaciones civiles de objeto deportivo y asociaciones deportivas) y la unidad en los criterios técnicos y didácticos, que fundamentan el currículo educativo oficial. Para lo que a su vez debe ser un objetivo el contar con el apoyo institucional público.
Deberíamos interrogarnos, acerca de si la consecución de tales objetivos sería posible en otros sistemas distintos al deportivo, como por ejemplo el educativo a través de las enseñanzas artísticas o profesionales, o incluso fuera del sistema legal. Y tal vez lleguemos a coincidir, al igual que en el resto de países de nuestro entorno, que la mejor y más adecuada protección con que puede contar el aikido se encuentra en el sistema jurídico-deportivo y no fuera de el.
Evidentemente, tales objetivos son inalcanzables en su total plenitud sin una integración y unificación del aikido en España. Integración que ya de por si plantea muchas dificultades y renuncias, pues supone superar muchos prejuicios y tal vez también muchos egos. Pero esa unidad resulta imprescindible para mantener la esperanza de alcanzar con éxito los objetivos propuestos.
La consecuencia natural de todo esto debería ser la existencia de una estructura de aikido unificada y fortalecida. Tal estructura podrá adoptar la apariencia o bien de un departamento específico en una federación compartida con otros deportes, o bien una estructura propia e independiente bajo la forma de una Federación Española de Aikido. Pero, en todo caso, quedando claros los objetivos, la forma que adopte esa estructura legal será una mera consecuencia natural y no un objetivo en sí mismo.
La constitución de una Federación Española de Aikido, tal y como yo mismo propongo y defiendo en la publicación citada, nunca debería ser en sí misma un objetivo para los futuros gestores del aikido en España, sino en todo caso un posible efecto. Pues al fin y al cabo las estructuras legales son un mero cascarón al servicio de unos fines, cuya garantía debe ser lo verdaderamente importante.
Por último, permitirme que abandone mi posición jurídica, para recuperar mi condición de entusiasta aikidoca de provincias, para solicitar públicamente a quienes tengan alguna posibilidad de ejercer acciones que mejoren y corrijan esta situación, para que las emprendan sin demora. Considero que es importante que el colectivo de aikidocas tenga la información y el conocimiento necesarios para emprender todas las acciones posibles en este sentido. Y espero que esta aportación sea de utilidad, aunque os animo a consultar otras fuentes, otros autores y otras opiniones, puesto que siempre he considerado que no podemos renunciar a la riqueza de otras aportaciones que nos ayuden a construir el camino.
Julián Hontangas Carrascosa.
(Jefe del Servicio Jurídico de la Fundación Deportiva Municipal de Valencia. Miembro del Tribunal del Deporte de la Comunidad Valenciana y Aikidoca)"
Autor niebla
#37762 "One does not need buildings, money, power, or status to practice the Art of Peace. Heaven is right where you are standing, and that is the place to train."

Morihei Ueshiba
Avatar de Usuario
Autor Agui_jon
#37764 Lo cierto es que Julián Hontangas deja bastante claro el papel que debería haber tenido la RFEJYDA defendiendo el Aikido frente al CSD, y no ha sido así.

niebla escribió:"One does not need buildings, money, power, or status to practice the Art of Peace. Heaven is right where you are standing, and that is the place to train."

Morihei Ueshiba


Tienes razón niebla, pero por suerte o por desgracia en esta sociedad necesitamos de determinadas estructuras sociales para casi todo, incluido en nuestro caso hasta para conseguir un espacio municipal para las clases. (Repito que yo no pertenezco a la FEJYDA).

Un saludo.
Autor niebla
#37766 Siento oirlo, no tengo ni idea de como va el tema municipal. Nuestro grupo siempre ha entrenado en gimnasios y nunca le hasn puesto problemas ni al sensei ni a nosotros y funcionamos completamente "sin papeles".

En cualquier caso por curiosidad porque nunca hemos contemplado esa opción. ¿Qué papeles os pide el ayuntamiento para reservar espacios?
Autor aguador
#37768 Pues te pide lo que al Ayuntamiento le apetezca, porque hay muchos grupos que nada tienen que ver con la Federación y entrenan en tatamis municipales desde hace años, tienen escuelas municipales, etc. Así que dependiendo del sitio, el título del CSD vale para algo, o para nada (a mí en concreto no me lo han pedido nunca).

El Aikido no está en peligro, como mucho está en peligro la estructura política que forma la Federación, hay muchísima gente que lleva décadas practicando y nunca han tenido que ver con la Federación, ¿es que esos no hacen Aikido? Es que, volviendo al título "el CSD deja fuera de la FEJYDA el Aikido", ¿tiene realmente alguna relevancia para los que practicamos el que nuestra asociación en concreto desaparezca, teniendo en cuenta que hay muchas otras que hacen exactamente o supuestamente lo mismo?

Personalmente no comparto el criterio de que en nuestro caso específico una titulación del CSD garantice una cierta calidad, que sería la única razón para defender la supremacía o necesidad de la titulación oficial, así que yo realmente no veo más que motivaciones políticas ajenas al Aikido. Uno no es Ingeniero Industrial (por decir) solo por tener cuatro colegas y haber pagado unas tasas, pero monitor de Aikido sí que puedes serlo, y precisamente por esa podredumbre institucional ha pasado lo que ha pasado, que como dicen los textos de Gohato, unos por no estar y otros por no saber, se la han colado. Y sin embargo, siguen los mismos desde hace años y años, esto cada vez se parece más a la política...
Avatar de Usuario
Autor Agui_jon
#37769 Como bien dice Aguador los requisitos necesarios para usar dependencias municipales son los que al ayuntamiento le apetezca.
En nuestro caso no fue mucho, sólo teniamos que tener formada una asociación ubicada dentro del municipio. Que en principio no es gran cosa, pero al crear la asociación nos lo pusieron bastante mas complicado en la consellería (vivo en un pueblo de Alicante), y aunque esto ya se habló en otro post largo y tendido, explico algo que creo que ahora cambiará con esto de no estar dentro del CSD. Resulta que no podiamos poner en el nombre de la asociación ni en los fines de la misma que nos dedicabamos al aikido, ya que de hacerlo nos enviaban directamente a la consellería de deportes, la cual nos obligaba a estar federados y como sólo hay una federación que contemple el aikido.......blanco y en botella. Ahora dado que el CSD ha decidido que el aikido no es una especialidad deportiva entiendo que no hay motivo para que te envíen a deportes.

Aguador estoy de acuerdo en lo que has comentado, al final son temas de politiqueo y poder, y de pasta por supuesto. Yo también he estado en un gimnasio sin ser asociación ni nada, pero ahora considero que estoy mejor como estoy aunque son mas calentamientos de cabeza eso sí.

Un saludo.