Este es el gran espacio donde reflexionar sobre el AIKIDO, en su ámbito más genérico: historia, maestros, nuestras experiencias, etc...
Autor ithacar
#38235 Hola Compañer@s :)

Llevo bastante tiempo leyendo el foro sin intervenir. Los temas son muy interesantes.

Me gustaría abrir este hilo para hablar un poco de experiencias espirituales con el Aikido.
Creo sinceramente que sería edificante y al fin y al cabo, Aikido es un camino espiritual extraordinario
desde mi punto de vista.

Comenzaré hablando de algunas experiencias que he tenido.

Llevo poco tiempo en Aikido y soy cinturón blanco, dos años escasos pero intensos, con unos profesores inmejorables
que son una fábrica de hacer amigos. :-)

La primera experiencia que tuve fue a través de un sueño recurrente (soñe dos noches seguidas con lo mismo).
Estaba en el sueño en el Dojo y vi a mi profesor haciendo Ikkyo en forma ura con el maestro Uesiba. Estaban ellos solos en el Dojo y yo los observaba desde lejos. Había un silencio casi sagrado y el sueño era muy lúcido.
Me desperté a las tres de la mañana emocionado con el sueño. Al día siguiente me ocurrió lo mismo.
Nunca lo he comentado con el profesor por respeto y no sea que piense que estoy como una cabra. :-)

Otra experiencia es extraña. Un compañero acababa de hacerme una técnica y cai de espaldas; intenté levantarme impulsándome con los pies sin tocar con las manos el tatami; bueno, pues sentí una energía que me levantó, era como si levitara o algo invisible me hubiese cogido por detrás, fue mágico! miré al compañero sonriente, pero él no pareció darse cuenta de nada.

Quiero agradecer a mis profesores su paciente empeño en enseñarme Aikido a pesar de mis torpezas.
Noto las energías que hay en juego, noto el Ki en las palmas de las manos, pero yo sé que con 57 años que tengo no creo que llegue muy lejos en Aikido.
LLevo cuatro meses sin ir a clase por motivos familiares y os puedo asegurar que se echa muy en falta ir al Dojo.
También mi respeto por tod@s los compañer@s, son fabulosos.

También quisiera aprovechar para enviar un saludo amistoso a todo el foro :-)

Manuel
Autor Hanzo
#38238 Yo en particular poca experiencia mística he tenido. Si he tenido revelaciones momentaneas en el dojo, casualidades que a lo mejor desconciertan un poco, pero es mejor no darle mayor importancia y trabajar duro. :D

A mi particularmente el Ki me suena a cuento de viejas... hehehe pero eso es otra historia.
Autor carina
#38239 Hola Manuel,

Yo también tengo 57 años, aunque llevo 10 años entrenando regularmente(mi maestro se llama Manuel igual que tú), si decides volver al dojo y entrenas con regularidad, llegarás al primer Dan, en caso de que ese no sea tu objetivo, disfruta simplemente del entrenamiento. Nunca tuve ningún sueño como los tuyos, pero si me recuerda una entrevista que Stanley Pranin de Aikido Journal le hizo a Mariye Takahashi http://blog.aikidojournal.com/2011/08/29/interview-with-mariye-takahashi-2-by-stanley-pranin/, lo puedes leer con el traductor de Google
Yo creo lo que ella cuenta, aunque no la conozco en persona, se que es de fiar y Aikido Journal es una publicación seria, Stanley Pranin verifica todo lo que publica.

Te deseo todo lo mejor para este año 2014, tal vez volviendo otra vez al dojo.
un abrazo
Autor ithacar
#38244 Hola Hanzo y Carina, :)

Hanzo, recuerdo el primer día que fui al Dojo. Es un polideportivo en Sestao y estaba esperando a algún maestro
cuando el portero me dice:

--Mira ahí tienes a uno de los maestros, Joserra.
Yo, ni corto ni perezoso le llamé por su nombre y él me miró con suma atención y le dije con cierto reparo:
--Bueno, siempre me gustó el Aikido y lo que busco es su parte espiritual.
--Ehhh! bueno, algo haremos... -me dijo muy serio.

Después conocí a Montxo, el que se mueve por el tatami a la velocidad del rayo, corrigiendo a tod@s, de una nobleza maravillosa. Lo veo profundamente realizado y enamorado de su arte. Creo que es también cuarto dan en Kendo.Quien lo tiene como amigo, posee un tesoro.

No sé Hanzo, hay algo extraordinario en Aikido; creo que con tener una apertura mental a lo espiritual se producen tarde o temprano, algo maravilloso.
Yo el Ki lo noto en las palmas, es como una mezcla de aire y algo de calor, pero, lo noto más cuando hago meditación, en la cual la mano izquierda cubre la derecha y dejas un hueco y respirando como lo hacen de manera espontánea los bebés.
Y tienes razón hay que trabajar duro y sudar y cansarte y seguir adelante y... enamorarte :)

Carina, creo que si soy constante sí que podría llegar a primer dan, verdad? aún soy algo ágil y Ukemi no me sale nada mal, uuuf si no fuera por las dichosas caderas, noto ahí una carga.
Intentaré leer lo que me propones usando el traductor de google, muchas gracias.

Nunca fui aprender Aikido para defenderme en la calle, para ello hubiese hecho grav maga o defensa personal, que está muy bien, pero no es lo que busco. No veo yo enemigos por ningún lado, veo la danza dual de dos energías opuestas que son lo mismo y están destinados a ser uno, como la moneda tiene dos caras y la moneda en sí es lo uno.

Muchas gracias a los dos, el camino es arduo, pero nadie ha dicho que sea fácil, verdad?

Saludos amistosos.

Manuel
Autor ithacar
#38245 Carina, acabo de leerlo; es fantástico! ese es el aire del que le hablo a Hanzo, sólo que yo lo noto más débil y sólo en las palmas.

ES difícil hablar de experiencias espirituales porque parece ser que acontecen a nivel muy personal y explicarlo es harto difícil porque no hay verbo suficiente.

FEliz año 2014 igualmente!

Manuel
Autor Hanzo
#38246
No sé Hanzo, hay algo extraordinario en Aikido


yo también lo creo. El Aikido en si mismo es maravilloso. Aporta muchisimas cosas.

creo que con tener una apertura mental a lo espiritual se producen tarde o temprano, algo maravilloso.


Era lo que tu ibas buscando desde el principio, como bien le comentaste a tu profesor. No es cuestión de apertura mental es cuestión de lo que cada uno quiera en su camino. A mi la parte espiritual (entendida como mística casi religiosa, como el Ki) no me llama, ni me la creo, ni la trabajo. Ni bueno ni malo, es como yo lo siento. El desarrollo filosófico me atrae muchisimo más y si es algo en lo que creo.

Yo el Ki lo noto en las palmas, es como una mezcla de aire y algo de calor, pero, lo noto más cuando hago meditación, en la cual la mano izquierda cubre la derecha y dejas un hueco y respirando como lo hacen de manera espontánea los bebés.


Gracias por compartir tu experiencia.

Y tienes razón hay que trabajar duro y sudar y cansarte y seguir adelante y... enamorarte


En todo esto tienes razón, lo último es lo fundamental. Hay que enamorarse. Sin eso no puedo entender el Aikido.

Son unos buenos propósitos para el año que entra. Así que los seguiremos.

FEliz año!
Autor ithacar
#38249 Hola Hanzo,

Perdón por no responder antes.

Gracias! igualmente feliz año nuevo.

Un placer.

Manuel